Las Grandes Mujeres del Yoga

Mujeres Del Yoga

Con la llegada del mes de marzo damos la bienvenida al mes de la historia de la mujer, siendo el día 8 el Día Internacional de la Mujer según las Naciones Unidas. Desde hace años, durante todo el mes, se van celebrando distintos eventos alrededor del mundo que tienen como objetivo reivindicar la igualdad de género a nivel personal, familiar y laboral para todas las mujeres. El lema de este año es El lema de este año es “Igualdad de género hoy para un mañana sostenible” y revindica que sin igualdad de género no será posible alcanzar un futuro sostenible.

Las Mujeres y El Yoga

Cuando una va a una clase de yoga hoy en día es inevitable ver que la gran mayoría de practicantes son mujeres y no hombres y, por desgracia, esto no siempre ha sido así. Cuando el yoga se inició en la India miles de años atrás, sólo era practicado por hombres ya que las mujeres no lo tenían permitido. Es una disciplina que fue creada por y para hombres, dejando a las mujeres al margen de esta disciplinas.

Teniendo en cuenta lo antigua que es esta práctica, únicamente vemos a la mujer mencionada en los textos y libros modernos estando la figura femenina completamente ausente en los textos sagrados.

El Yoga Moderno y las Mujeres

También cabe destacar que el yoga que se practica en en siglo XXI poco tiene que ver con el que se practicaba miles de años atrás o incluso antes de mediadios del siglo XX. Antes la práctica de asanas era menos popular y el yoga trabajaba otros métodos para alcanzar Samadhi (estado de profunda meditación también conocido como Nirvana). Hoy en día podemos confirmar que es todo lo contrario.

El yoga tradicional cambió por completo con su llegada a occidente en el siglo XX y su público pasó de ser puramente masculino a ganar muchas adeptas femeninas. Dado que esta disciplina fue diseñada para hombres, las mujeres tuvieron que adaptarse a una práctica diseñada para el cuerpo masculino. Gracias a la labor de algunas grandes maestras yoguinis, el yoga se ha ido adaptando poco a poco al cuerpo, necesidades y etapas de la mujer permitiendo que ésta sea una práctica mucho más igualitaria entre géneros.

Por ejemplo, el hecho de que exista un estilo de yoga puramente diseñado para mujeres embarazadas es algo relativamente reciente.

Las Grandes Yoguinis de la Historia

El próximo martes, 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer y, por esa razón, queremos rendir honor a todas las mujeres que han hecho historia en el mundo del yoga y que han ayudado a que más mujeres decidan iniciarse en esta práctica tan beneficiosa para el cuerpo y sobretodo para la mente.

Indra Devi (1899 – 2022)

También conocida como la gran mujer del yoga al ser una de las primeras difusoras del yoga en occidente y primera gran alumna del maestro T. Krishnamacharya, el padre del yoga. El gran mérito que tuvo Indra Devi es ser la primera mujer en enseñar esta disciplina a los propios hindúes.

Devi nació en la Estonia dominada por el Impero Ruso a finales del diglo XIX. Su primer contacto con el yoga se dió cuando conoció al maestro Jiddu Krishnamurti en una charla que éste dió en Holanda en los años 20. Esa charla fue una gran revelación para Devi y le empujó a viajar a la India donde consiguió ser discípula del gran Sri Tirumalai Krishnamacharya. Este actó resultó ser una gran azaña ya que en esa época las mujeres no tenian lugar en el mundo del yoga.

«Debemos mantener tanto nuestra femineidad como nuestra fuerza.» decía Indra Devi

Una vez adquiridos todos los conocimientos, empezó a expandirlos por occidente y en 1947 abrió un estudio en la soleada California donde acudían famosas actrices de la talla de Greta Garbo o Gloria Swanson. Unos años más tarde se trasladó a México donde creó la Fundación Indra Devi con el objetivo de «Promover, difundir, estilmular, colaborar, participar e intervenir  en toda clase de iniciativas, obras, tareas y empresas de carácter intelectual y educacional para dar a conocer la Ciencia del Yoga clásico, con el fin de mejorar el desarrollo físico, mental y espiritual del ser humano y de todas sus facultades». Esta organización funcionaría como centro de entrenamiento para profesores de yoga hasta 1977. A principios de los 80, se trasladó a Buenos Aires, donde continuó con las enseñanzas del yoga hasta el final de su vida, donde murió en el 2002, a los 102 años de edad.

Indra Devi Madre del Yoga
Fotografía de Indra Devi, considerada la gran mujer del yoga en occidente

Sri Anandamayi Ma (1896 – 1982)

Fue una santa de la india que se realizó espiritualmente sin ser guiada por ningún gurú hombre. Consiguió que la reconocieran como maestra a pesar de que en su época las mujeres se consideraban inferiores a los hombres. Swami Sivananda la describió como «la flor más perfecta que ha producido el suelo indio».

Sus devotos le dieron el nombre Anandamayi que significa “alegría impregnada” para describir su constante estado de gozo divino.

Fue contemporánea de conocidos santos hindúes como Udiya Baba, Sri Aurobindo, Ramana Maharshi, Swami Ramdas y Paramahansa Yogananda (autor del famoso libro Autobiografía de un Yogui).

Anandamayi Ma, gran mujer del yoga
Pie de foto:Paramahansa Yogananda (a la derecha), Anandamayi Ma (en el centro) y su esposo Bholanath (izquierda) en 1915.

Mirra Alfasa (1878-1973)

Conocida como La Madre fue la primera figura femenina que dirigió un ashram en la India ubicado en Auroville, Pondicherry: Sri Aurobindo Áshram en Pondicherry. Alfasa también fue compañera espiritual del gurú Sri Aurobindo, gran maestro de yoga, poeta y filósofo de la India que defendió la independencia de su país.

Mirra Alfassa, mujer yoga
Retrato de Mirra Alfassa, conocida como La Madre

Geeta S. Iyengar (1944-2018)

Hablar de las yoguinis que han hecho historia y no mencionar a Geeta S. Iyengar sería un gran error. Nacida a mediadios del siglo pasado, Geeta era una de las hijas del famoso maestro B.K.S. Iyengar y reconocida como una de las principales figuras femeninas en el mundo del yoga.

La figura de Geeta es muy respetada en el mundo del yoga al ser una de las grandes impulsoras del yoga femenino que se adapta a las necesidades de los cuerpos de las mujeres y las acompaña en cada una de las etapas de su vida y se centra en la fisiología femenina, ciclos menstruales, embarazos, partos, postpartos y menopausia.

Si quieres saber más sobre Geeta S. Iyengar, te recomendamos que te leas el libro Yoga para la mujer.

Geeta S. Iyengar mujer yoga
Retrato de Geeta S. Iyengar, primera mujer en definir las bases del yoga adaptado al cuerpo de la mujer

Mata Amritanandamayi Devi (1953 – presente)

Mundialmente conocida como Amma (Madre), la «Santa de los abrazos». Se dice que Amma ha abrazado a más de 35 millones de personas a lo largo de su vida y por ello es reconocida por muchos como una santa viva.

Ya desde pequeña demostró ser distinta a los demás niños/as. Más que jugar le interesaba ayudar a los más necesitados y sentía un gran amor y compasión hacia otros seres humanos. Al alcanzar la adolescencia empezó a experimentar con frecuencia estados de éxtasis espiritual y de connexión mística con lo divino (conocidos en el mundo del yoga como samadhi). Por ello, fue forzada a abandonar su hogar y decidió iniciarse en rigurosas prácticas espirituales y vivir en la máxima austeridad.

Cuando alcanzaba ese estado de samadhi o meditación profunda, era capaz de abstraerse de todas sus necesidades corporales y dejaba incluso de comer o dormir.

Con tan sólo 22 años ya estaba lista para enviar su mensaje al mundo e incontables personas se han acercado a ella desde entonces para recibir sus bendiciones. De este modo, casa donde se crió se convirtió en un ashram y a través de sus famosos abrazos y bendiciones, Amma pretende ayudar a las personas a que vuelvan la mirada hacia su interior y las cualidades de la vida cotidiana y el desarrollo de un espírituo altruista.

Mata Amritanandamayi Devi abrazos
Fotografía de Mata Amritanandamayi Devi conocida como conocida como Amma (Madre), la «Santa de los abrazos».

Si te interesa saber más sobre la lado femenino del yoga y el empoderamiento de la mujer en el yoga te recomendamos estos posts:

A la lista de deseos
A la lista de deseos
A la lista de deseos
A la lista de deseos
A la lista de deseos
A la lista de deseos
Agotado
A la lista de deseos
A la lista de deseos

El yoga recorre un sendero sin fin pero el viaje es mágico. Disfruta del proceso y si te ha gustado este artículo te animamos a que lo compartas en tus redes sociales y nos dejes un comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿Podemos ayudarte en algo?