¿El yoga adelgaza?

Te contamos en junglemat 10 razones por las que el yoga adelgaza

El yoga ha ido ganando popularidad de forma exponencial en los últimos años. Cada vez somos más los que practicamos esta disciplina llegada del no tan lejano oriente, beneficiándonos de todas las cosas molonas que aporta a nuestra vida. Pero muchos siguen preguntándose si el yoga realmente adelgaza o sirve sólo para “quitarse el estrés”.

Una práctica regular de yoga tonifica los músculos y las articulaciones, mejora la flexibilidad, y nos mantiene fuertes. Además, al mismo tiempo nos relaja y ayuda a calmar nuestros pensamientos. En definitiva, practicar yoga tiene muchísimos beneficios. 

Sin embargo en una sociedad donde el fitness y el realfooding están a la orden del día no podemos dejar de preguntarnos si el yoga es adecuado para adelgazar. Y la respuesta, es ¡Yeah, baby!

¡Pero cuidado!, hay que tener en cuenta que la pérdida de peso no es el principal objetivo del yoga. Ni tampoco debería ser la razón por la que iniciarse en esta disciplina. Además, has de tener en cuenta que el yoga es para todo el mundo independientemente del físico, la resistencia y las limitaciones personales de cada uno. Y que un determinado tipo de cuerpo no es indicador de que seas mejor o peor yogui. Igual que unos kilos de más o de menos no hacen que seas una persona más o menos válida que el resto. 

¿Todo el mundo puede adelgazar con el yoga?

Cualquier persona puede adelgazar practicando yoga siempre que se comprometa con sus objetivos. Aunque podemos notar cambios desde la primera semana, si realmente queremos perder peso tendremos que practicar de forma constante y regular. Además, no hay que olvidar la enorme importancia que tiene mantener una alimentación saludable y dormir lo suficiente. No hay otra forma más efectiva para perder peso que esa 😉

Ahora sí, lo tenemos todo para conocer las claves para adelgazar adelgazar con el yoga.

10 razones por las que el yoga adelgaza

A continuación enumeramos 10+1 razones por las que el yoga adelgaza. Pero no olvides que el yoga aporta muchísimos beneficios y seguramente los irás notando a medida que te enganchas a esta práctica. 

1. Acelera el metabolismo

Seguro que has salido sudando en más de una ocasión de tus clases de yoga. Ya desde el inicio de la sesión, las técnicas de respiración (Pranayama) nos ayudan a calentar el cuerpo antes de empezar con la práctica física. Durante las clases de yoga se suelen mezclar secuencias de yoga dinámico como vinyasas o saludos al sol junto con el mantenimiento de asanas más profundas que trabajan el músculo y lo tonifican. Todo esto activa el metabolismo. No solo durante el tiempo en el que estamos practicando yoga sino a lo largo del día. Con un metabolismo fuerte y activado el cuerpo consume más energía, contribuyendo a perder peso con mayor facilidad. 

2. Activa la glándula tiroides

Otro motivo por el cual el yoga adelgaza es que ayuda a regular las glándulas tiroides, tan importantes para nuestro amigo el metabolismo. 

Las torsiones, flexiones hacia adelante, las invertidas y en especial los saludos al sol, masajean el sistema endocrino y los órganos abdominales. Esto aumenta el flujo de oxígeno en el cuerpo lo que favorece la quema de grasa.

3. Favorece la actividad del colón

Hablábamos de que con el yoga nos movemos, hacemos torsiones y nos doblamos de mil maneras. Pues bien, todas las asanas (como las posturas invertidas, las torsiones y las flexiones hacia adelante, o hasta el yin-yoga) que remueven los órganos internos activando la glándula tiroides también hacen lo mismo con el sistema digestivo. 

De esta manera eliminamos toxinas de forma constante. Y quién más visita el baño, más ligero va, por lo que una vez más el yoga resulta un gran aliado a la hora de adelgazar. ¡Todo fluye!

Descubre las razones por las que el yoga adelgaza en este post de Junglemat

Por cierto, si buscas una esterilla para practicar tus torsiones e invertidas de la mejor manera, echa un vistazo a nuestras esterillas y encuentra la que mejor se adapte a ti. Están hechas con mucho amor desde Tenerife.

4. Estimula el hígado

Ahora ya sabemos que con el yoga podemos conseguir un sistema digestivo fuerte y un colon limpio. De esta forma le estamos quitando trabajo al hígado, con lo que depuramos aún más el cuerpo de toxinas. Así nuestro gran luchador hígado tiene más tiempo para procesar todo tipo de grasas de forma más óptima. De esta forma retenemos menos, ayudando a eliminar más grasas. Y menos grasas = menos kilos. Voilà.

5. Mejora el sistema digestivo 

Un sistema digestivo más fuerte y sano tiene más capacidad para absorber nutrientes esenciales para nuestro organismo. Es como un pez que se muerde la cola: al estar más sano, más nutrientes y de mayor calidad absorberá, con lo que más fuerte se hará. De esta forma, nuestro metabolismo estará más equilibrado, algo esencial a la hora de perder peso.  

6. Equilibra el pH de nuestro organismo

Seguimos en el terreno digestivo. Seguro que has escuchado hablar de la famosa dieta alcalina. Esta dieta busca mantener el pH de nuestro cuerpo en un pH 7 para que no haya un exceso de ácido en nuestro sistema. ¿Qué pasa cuando tenemos un pH ácido? Que nuestro cuerpo intenta protegerse de la acidez almacenando grasa. Y no solo repercute a nivel físico con unos kilos de más, sino que puede convertirse en un problema más grave afectando a venas y arterias. 

El yoga ayuda a desintoxicarnos equilibrando el pH para que sea alcalino y no ácido, contribuyendo una vez más a adelgazar.

7. Fortalece el ritmo cardíaco

A través de las respiraciones profundas que nos proporciona la práctica del yoga, aumentamos la capacidad de nuestro corazón. Esto se traduce en células más oxigenadas, un aspecto esencial para mantener un metabolismo activo y fuerte. De esta forma el metabolismo va cobrando un protagonismo aún mayor en nuestro plan para adelgazar 😉 ¡Sigamos!

En este post de Junglemat te explicamos si el yoga adelgaza y las razones.

8. Disminuye la ansiedad y el estrés

La meditación y el yoga forman un poderoso dúo para acabar con los nervios y la tensión. Y es que una mente relajada es un cuerpo feliz. El estrés es uno de los peores aliados de nuestra silueta ya que altera hábitos y hormonas al prolongarse demasiado tiempo. ¿Quién no ha atacado alguna vez la nevera en busca de alimentos calóricos y ricos en azúcar para buscar una falsa sensación de satisfacción y saciedad?

Centrarnos en la respiración durante nuestra práctica nos ayuda a prestar atención al movimiento del cuerpo, calmando nuestros pensamientos. Empezar y acabar las prácticas con unos minutos de relajación nos aportará un mejor control de la mente y bajará las revoluciones de nuestros pensamientos. De esta forma estaremos más relajados, dándole un portazo al estrés y a sus efectos nocivos. Y alejando así las ganas de comer alimentos insanos

9. Contribuye a quemar calorías

Quien diga que en yoga no se quema ni se suda… es que no ha estado en una práctica de yoga de verdad. Es verdad que dependiendo del tipo de yoga o de las posturas que se practiquen, la demanda energética variará. Existen estilos de yoga mucho más dinámicos y exigentes pero no hay que subestimar el poder del Hatha o del Kundalini por ejemplo. Con todos los tipos de yoga podemos conseguir prácticas muy poderosas. 

Vivir contando calorías no es vivir. Sin embargo, cuando estamos a dieta con el propósito de adelgazar es importante gastar más de lo que consumimos (regla de oro para bajar de peso). Y por eso practicar yoga es una buena forma de contribuir a ese gasto calórico.

10. Fomenta un estilo de vida saludable

El yoga, más que un deporte, es una filosofía de vida. Es muy fácil que te enganches a su práctica con todos los beneficios que conlleva. A la que te unes a este movimiento, empiezas a cambiar hábitos en tu día a día que te encaminan a seguir unas pautas más sanas. Es poco común salir del estudio de yoga para ir directo a comer un plato grasiento. El yoga nos invita a valorar y querer nuestro cuerpo, adoptando pautas saludables que, entre otras cosas, nos ayudan a alcanzar nuestro peso ideal. 

La práctica de yoga constante, las respiraciones como el pranayama y las técnicas de relajación como la meditación nos ayudan a tomar conciencia de nuestro cuerpo, a  relajarnos y a evitar caer en el hambre emocional, entre otras cosas. 

10+1. Mejora la autoestima

El objetivo de adelgazar no es otro que vernos mejor  y querernos más. Pero has de tener en cuenta que no es necesario estar delgado para quererse a uno mismo. El amor propio debería venir por defecto y bajar de peso debería ser sólo un deseo de sentirnos más sanos. Todos los cuerpos son bellos, válidos y tienen derecho al amor. Y esa es una semillita de sabiduría que el yoga te va implantando en el cerebro poco a poco mediante la práctica y la meditación. 

Cuando practicas yoga de forma constante acabas cambiando la obsesión de adelgazar a toda costa por un sentimiento de cariño hacia tu propio ser. Y ese regalo que nos hacemos a nosotros mismos es mucho más bonito y especial que todos los kilos que pudiéramos quitarnos. 

Ahora ya conoces todo lo que el yoga puede aportarle a tu salud y cómo puede ayudarte en la pérdida de peso. ¿Has notado alguno de estos beneficios en tu práctica? ¿Añadirías alguna razón más por la que el yoga ayuda a adelgazar?

El yoga recorre un sendero sin fin pero el viaje es mágico. Disfruta del proceso y si te ha gustado este artículo te animamos a que lo compartas en tus redes sociales y nos dejes un comentario.

3 comentarios de “¿El yoga adelgaza?

  1. Bárbara dice:

    Yo estoy experimentando todos los cambios que nombras en el post. Comencé a hacer yoga por curiosidad y para cuidarme mentalmente, ¡la sorpresa llegó cuando vi que también estaba cambiando mi cuerpo!☺️

    • Junglemat dice:

      ¡Qué bueno Bárbara! Esa es una de las cosas que más me gustan, que comenzamos por una razón y acabamos viendo cambios muchísimo más profundos de lo que esperábamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encuentra los mejores accesorios para transportar tu esterilla con nuestra colección GUATEMALA. Cuerdas y fundas totalmente tejidas a mano en comunidades maya y de unos diseños preciosos. Un proyecto de economía circular y comercio justo ¡No te quedes sin la tuya!

VER LA COLECCIÓN GUATEMALA

Forma parte de la #TRIBUJUNGLEMAT

Únete a nuestra comunidad y recibe todas nuestras novedades y ofertas directamente en tu email.

Prometemos no enviarte nada que no creamos que sea de tu interés. Palabrita de JungleYogui

🌱🤸🏼‍♀️