fbpx

Consejos para practicar yoga durante el verano

Si bien es cierto que este verano no nos esperan largos y exóticos viajes es muy probable que muchos nos aventuremos a hacer alguna escapadita en coche. Cuando salimos de nuestras rutinas es muy complicado saber cómo introduciremos nuestra práctica de yoga en medio de tantas horas de ocio, cómo empaquetar los esenciales y cómo ayudar a nuestro cuerpo aguantar tantas horas sentados en el coche o tumbados al borde de la piscina.

Por ello, hemos preparado este post a modo de guía, para que no te sientas perdido/a y puedas tener a mano tu check list de yoga antes de las vacaciones y un listado de 10 consejos para practicar yoga durante las vacaciones.

Empaqueta tus esenciales de yoga

Queremos ayudarte a preparar tu maleta de yoga para estas vacaciones aunque en realidad todo dependerá de ti puesto que el yoga se puede y se debe practicar a cualquier hora del día y sin usar ningún tipo de material (entendiendo el yoga como una filosofía de vida y no como una mera práctica de asanas).

Pero si lo que tú necesitas es moverte y mantener tu cuerpo sano con esta lista de ideas y materiales ya no existirán las excusas baratas:

  • Hazte con una esterilla plegable o de viaje que quepa en tu maleta o bolsa de viaje y que no abulte mucho. Te aconsejamos que escojas una de microfibra y que sea fácil de lavar ya que es muy probable que aproveches el buen tiempo y el calorcito para practicar en el campo o en la playa.
  • El yoga se puede practicar con cualquier ropa; hazte con unos pantalones y una camiseta que sean cómodos y frescos y permitan que te puedas mover con facilidad.
  • Llévate contigo una lectura interesante, aprovecha esas vacaciones para leerte ese libro sobre filosofía yóguica que siempre te ha generado curiosidad. Atrévete a sumergierte en el maravilloso e interesante mundo del yoga; sus orígenes, filosofía, corrientes y estilos, etc… Aquí te dejamos algunas recomendaciones:
    • K. S. Iyengar, Luz sobre el Yoga: un libro muy básico y completo que mezcla historia y filosofía del yoga con una demostración de más de 200 asanas en fotografías. Perfecto para aquellos que se están iniciando en la práctica y quieren tener una visión de 360 grados.
    • Yoga Sutras de Patanjali: la lectura perfecta para entender de lleno la filosofía yóguica. El sabio Patanjali se encargó de recopilar e una serie de aforismos las bases fundamentales del yoga como práctica mental, espiritual y física.
    • Xuan-Lan, Yoga para mi bienestar si te apetece una lectura más contemporánea y adaptada a la realidad en la que vivimos este será tu libro del verano. En él Xuan-Lan comparte toda una serie de consejos de vida y salud a nivel holístico basados en su trayectoria como profesora de yoga. Con este libro descubrirás los beneficios de practicar yoga y meditación a través del trabajo de la respiración y las posturas con el objetivo de trabajar el autoestima y el mindfulness.
  • Deshazte de las excusas, el yoga se practica las 24 horas del día y siempre podrás dedicarle entre media hora y una horita de tu tiempo a cuidar y mimar tu cuerpo con un poco de meditación para calmar la mente y una buena práctica de asanas para cultivar tu cuerpo.
  • Llévate una libreta contigo y haz un poco de journaling, descubre qué asanas te sientan mejor y anótalas. También puedes hacer un trabajo de investigación previo a tus vacaciones y apuntarte o guardarte las mejores secuencias para practicar por tu cuenta.

Practica asanas en la carretera

Todos sabemos que los viajes largos son los peores enemigos para nuestra espalda y piernas. Como bien se sabe, es muy importante ir haciendo pausas cada hora y media o dos horas. Asegúrate de tener a mano una esterilla de plegable o un par de toallas para poder usarlas en las paradas. Anótate qué áreas de servicio tienen una agradable área de picnic con un poco de césped y anímate a pararte. Ahora que estás dirigiéndote a la próxima área de servicio quizás es el momento de sacarlas y practicar algunas asanas en familia para pasarlo bien y, de paso, estirar y revitalizar un poco nuestros cuerpos.

Nada más llegues a la zona de descanso, desenrolla tu mat y practica unas rondas de saludos al sol en familia, la manera perfecta de trabajar flexiones y extensiones de columna. A parte de ser súper divertido, en seguida sentirás los beneficios de mimar un poco tu espalda y abrir la musculatura. Aprovecha y quédate unos segundos de más en perro boca abajo, la mejor postura para estirar espalda y zona lumbar.

Aquí te dejamos unos vídeos prácticos de cómo practicar los saludos al sol paso por paso:

No os olvidéis beber mucha agua y practicar en la sombra para evitar desmayos. Si hace demasiado calor para practicar posturas os recomiendo que os sentéis bajo la sombra de un árbol en una posición cómodas, cerréis los ojos y meditéis un poco. Si os animáis podéis probar el sitali pranayama, un tipo de respiración que os ayudará a refrescar el cuerpo.

Practicar yoga durante las vacaciones

Todos sabemos que durante las vacaciones, debido al calor y las ganas de descansar, nos solemos volver más perezosos y acabamos abandonando nuestras rutinas. Por ello, te proponemos 10 consejos para que no abandones tu práctica este verano:

  1. Analiza bien tu casa o lugar de vacaciones y ve en busca de ese lugar tranquilo y silencioso donde practicar. Si es al aire libre, mejor.
  2. Hazte una rutina y aprovecha bien las mañanas para practicar. Una práctica de yoga a la salida del sol es muy revitalizante y permite que empieces el día con la máxima energía. También puedes practicar a última hora del día con la puesta de sol, una experiencia mágica.
  3. Evita practicar en horas de máximo calor y usa ropa fresca y de tejidos naturales como algodón o lino para que tu piel respire mejor.
  4. Practica descalzo/a. De esta manera te será más fácil sentir la conexión con la tierra.
  5. Apártate del móvil y ponlo en modo avión para que nadie pueda molestarte.
  6. Prepárate una lista de canciones o de mantras para escuchar cuando practiques, aunque si estás al aire libre quizás te apetece dejarte llevar con el sonido de los pájaros o de las olas. No existe mejor música que la de la naturaleza.
  7. Ponle una intención a tu práctica, aunque sea a pequeñas cosas; desearle un buen día a un amigo, darle reconocimiento a la importancia que tienen los animales que nos rodean o obsequiarte con unos minutos de paz y bienestar.
  8. Evita comer antes de practicar para no sufrir durante las secuencias de posturas, hay que dejar transcurrir al menos 3 horas. En verano hay que evitar las comidas copiosas y pesadas. Disfruta del frescor de un buen gazpacho o de una buena sandía.
  9. Hidrátate y no dejes de beber agua. Así evitarás dolores de cabeza innecesarios y tu piel y músculos lo agradecerán.
  10. Opta por una práctica de posturas que no sea agresiva y exigente, aprovecha que los músculos ya están calientes debido a la temperatura exterior y fúndete en aquellas posturas que normalmente te cuestan o que te producen placer y te ayudan a estirar y alargar. Y por último, alarga unos minutos más ese savasana que te deja como nuevo.

Esperamos que este post os resulte práctico y que podáis seguir con vuestra práctica allá donde estéis, ¡feliz verano!

El yoga recorre un sendero sin fin pero el viaje es mágico. Disfruta del proceso y si te ha gustado este artículo te animamos a que lo compartas en tus redes sociales y nos dejes un comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Forma parte de la #TRIBUJUNGLEMAT

Únete a nuestra comunidad y recibe todas nuestras novedades y ofertas directamente en tu email.

Prometemos no enviarte nada que no creamos que sea de tu interés. Palabrita de JungleYogui

🌱🤸🏼‍♀️